Usos y deseo: graffiti en la M30

Nombres de calle en la autovía: usos de las superficies urbanas: puentes, muros de contención, barreras sónicas.

photo by @redesycalles of graffiti in M30

Usos: preguntas por el uso y no por el sentido son las que conciernen al deseo, afirman Deleuze y Guattari. La pregunta planteada por el deseo, observan, no es “¿qué es lo que significa?” sino “¿cómo funciona?”:  específicamente, cómo  funcionan estas máquinas deseantes:  la tuya y la mía (Anti-Oedipus 109). Qué ensamblajes van produciendo. Qué líneas de fuga van delineando. Nombres de calle a lo largo de la M-30. “¿Con qué rupturas como una parte de su funcionamiento?… ¿Qué sucede cuando su modo de operación confronta a las máquinas sociales?” (109). Desbordes.

Nombres y colores sin autorización, suben y bajan por las barreras sónicas, saliéndose de los espacios de la propiedad:  conductas y posesión.  Tags, throw-ups, blockbusters a lo largo de uno, dos o tras paneles. No se trata de interpretar “qué quieren decir”.  No va de eso el deseo.  “No representa nada, pero produce. No significa nada, pero funciona… El deseo hace su entrada con el colapso general de la pregunta ‘¿qué significa?'” (109).  Graffiti en la M30: desde el asiento de copilotx surgen las preguntas:  ¿qué usos tiene, cómo funciona? No idealizamos: preguntamos: ¿qué colapsos produce mientras documento los nombres de calles desde la ventana cerrada del coche un 1 de enero? ¿Cómo se conecta ese deseo con el tuyo?

M30, Madrid, 1 de enero de 2017.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.