Encuentros con graffiti desde un taxi

De Barajas al centro de Madrid: desde el asiento trasero de un taxi, tras el tintado azul de la ventana, aparecen las letras que forman nombres de calle en las barreras sónicas de la M14:  OBSEX y KERAL en platas y bordes negros sobre el verde de los paneles.

 

Nombres elegidos libremente que hacen de la autovía, de dominio público y solitaria a pesar del  continuo transitar de coches, un lugar de encuentros, de reconocimiento para lxs que aprecian el graffiti, y tal vez de cierto rechazo por quienes lo consideran un acto vandálico.  Signos e imágenes en el espacio público, los graffiti constituyen, como observa Alison Young desde Melbourne, simultáneamente actos de comunicación, escritura no autorizada, práctica estética y política (2014).  Transforman el entorno construido, lo van convirtiendo en espacio social y  son sin duda parte de la ornamentación de una ciudad.

 

Son también usos del tiempo no dirigidos a la producción de dinero o la formación de lxs empredorxs de sí mismxs: son regalos de tiempo habitado para escribir por el gozo de hacerlo, interrumpiendo los ritmos monótonos de Madrid, ciudad global, y marcando los compases de esas otras ciudades que la habitan y la desbordan, por ejemplo, desde los paneles de las autovías.

 

M14 | Madrid | 28 octubre 2016

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.