Entradas: runrún de un por venir en calle Oso

Andando por la calle Oso en Lavapiés tomamos un portal: marco de madera blanca, chapa pintada en perla, arriba un letrero multicolor de tienda de venta al mayor y, ya hacia abajo, un sonido de superficies:

un runrún producido por la coexistencia de un throw de Rosh, tags, wheat paste  animalista, carteles de la campaña #nomellamonena “contra el acoso callejero-machista-baboso”, iniciada en junio de 2014 en Lavapiés, sticker de la asamblea  #StopHotel “movimiento vecinas que nace frente al…proceso de gentrificación en el que está inmerso el barrio de Lavapiés”, carteles anunciando un evento en beneficio de la causa palestina, otro un curso de verano. En su conjunto producen al portal como una ruta coral, un sonido, un runrún que propone entradas múltiples. “Así pues, entraremos por cualquier extremo…ninguna entrada tiene prioridad, incluso si es casi un callejón sin salida…Buscaremos, eso sí, con qué otros puntos se conecta aquél por el cual entramos, qué encrucijadas y galerías hay que pasar para conectar dos puntos…El principio de las entradas múltiples por sí solo impide la introducción del enemigo, el significante, y las tentativas de interpretar una obra que de hecho no se ofrece sino a la experimentación”  (Deleuze y Guattari, Kafka: hacia una literatura menor, 11). Entramos por un runrún común entre #nomellamonena, el wheatpase animalista, #StopHotel, el evento solidario, los tags y el throw: runrún que interrumpe diferentes lógicas del capital que se dan cita en el microcosmos de Lavapiés:  sistema heteropatriarcal, especismo humano, gentrificación de los barrios, asedios a la soberanía política, privilegio de la propiedad privada: agresiones, en fin, a la vida y a la posibilidad de vida.

Los carteles políticos y también algunos usos no autorizados de las superficies urbanas producen un rumor, un runrún, y abren conversaciones: como observa el activista Yves Engler,“people are likely to investigate the issue in some other way” (es probable que la gente investigue el asunto de alguna otra manera).  Como elemento “vital” para organizar a la gente,  “posters help make ideas that the dominant media marginalizes seem reasonable and by covering the public sphere with complaints about injustices posters embolden social movements. Sustained postering gives weight to the anarchist slogan ‘we are everywhere‘”.  (Los carteles ayudan a que ideas marginalizadas por los medios dominantes parezcan razonables y al cubrir la esfera pública con reclamos sobre injusticias, los carteles apoyan a los movimientos sociales.  El uso sostenido de la cartelería le da peso al slogan anarquista ‘estamos en todas partes’).

Puerta intervenida en calle Oso: usos que proponen entradas, formas otras de habitar la ciudad: aquí no hay ni deseo sometido ni resignaciones:  hay velocidades diferentes y mutaciones que se potencian en su contigüidad: hay un runrún de un por venir que se va haciendo espacio:  “es como un grupo de anillos entrelazados”, les dice  Deleuze a Eribon, a Descamps, a Maggiori (1980) :  “Cada  anillo, o cada meseta, debería tener un clima propio”.

photo by @redesycalles of street art and graffiti in Lavapies, Madrid

Madrid | 21 agosto 2016

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.