Desde cierta altura: graffiti en la A-6

Varios niveles de muros con tags y throws en la A-6, dirección a Madrid.  Predominan los platas en borde negro sobre el gris o el crema, tapados ocasionalmente por coches que pasar sin cesar.

Vienes observando esa autovía un par de veces al año, desde  hace cuatro, justo detrás del conductor en un asiento de autocar: ves los muros desde cierta altura, tratando de evitar los reflejos de la ventana.

Desde cierta altura, de momento, un contraste: la escritura puesta sin permiso y la autovía.  En su supuesta apertura,  la autovía es, según Deleuze, una herramienta de la sociedad de control: las sociedades de control, observa, ya no requieren de lugares de confinamiento: “no se confina a las personas haciendo una carretera, pero haciendo una carretera se multiplican los medios de control”. Aunque ese no sería el único objetivo de las carreteras, “las personas pueden viajar infinitamente y “libremente” sin estar confinados mientras están siendo perfectamente controlados.  Ese es nuestro futuro” (Two Regimes of Madness...”: 44).  Control del tiempo, de la vida, en el reciclaje de “destrezas”: la exigencia incesante a la que se somete el empresario de sí mismo para navegar en un menguante mercado laboral. Las y los writers, por otro lado, invierten su tiempo, parte de su vida, sometiéndose a otras rutas de deseo, habitando momentáneamente y sin permiso espacios creados para no ser escritos.

Madrid A-6 | 31 agosto 2018

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.