Graffiti en tierra de secano

Pasando de la sierra de Granada a la laguna litoral: calor, cemento, carretera, graffiti en las paredes traseras de construcciones con techo a dos aguas. Es así transitar por las regionales.  La escritura en aerosol se sale sobre los colores planos del entorno: grises cálidos, verdes esporádicos, aire denso, aplastante.

Escribir en secano no es escribir en calle, como pasar en coche no es caminar. El graffiti en tierra de secano aparece rotundo, como flores que quiebran la sequedad del cemento, del metal, de la valla hirviendo bajo el sol de agosto. Los colores, la manera de arrimarse a los números de teléfono, a los signos comerciales, de desbordarse sobre naves abandonadas y lugares de desguace, rompen la monotonía del ir y venir en temperaturas elevadas. No significan: intervienen y potencian.

Brotados sin permiso, porque sí, en grupo, agencian formas de estar y de pasar. Tomarse espacios en desuso y jugar al aire libre y para otras y otros.

Murcia, 4 de agosto, 2019

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.